Inicio

BERLÍN Y SUS 60 MERCADO NAVIDEÑOS

Al hablar de las actividades de navidad de las diferentes ciudades de Alemania no se puede quedar por fuera Berlín, la capital, que también se viste y se prepara para esta temporada del año con el mejor ambiente.

Tal vez una de las características más importantes de la navidad en esta ciudad sean sus alrededor de sesenta mercados navideños, que van desde los más grandes y elaborados hasta otros que consisten en unos pocos puestos, pero que tienen igual una hermosa atmósfera.

El mercado que es el favorito de muchos visitantes en Berlín es el de Gendarmenmarkt, que tiene un telón de fondo espectacular con el salón de conciertos Konzerthaus y la Catedral Francesa o Französische Dom, que tienen una iluminación hermosa. Enfrente de ellos se ponen una buena cantidad de puestos que también son decorados como si fueran cabañas invernales y en donde se pueden comprar decoraciones y regalos artesanales.

También te recomiendo ir al mercado de navidad de la calle Sophienstrasse en el distrito de Berlín Mitte, que es reconocido por los visitantes que son amantes de la naturaleza y la ecología. Allí puedes visitar unos cincuenta puestos en donde se ofrecen productos que son amigables con el medio ambiente y que son en comercio justo, siendo un poco más tranquilo, pero igualmente digno de una visita.

Y para terminar por un recorrido por algunos de los mercados de Berlín, puedes pasar por el Mercado Lucía, que está en la parte de la Cervecería Cultural o Kulturbrauerei y que debido a su arquitectura tiene una atmósfera escandinava. Este es un mercado muy familiar y en él se pueden encontrar diversos regalos, así como dulces y hasta el famoso vino caliente, que es tan bueno para combatir el frío.

EL CLIMA EN ALEMANIA

Si tenéis pensado viajar a Alemania próximamente, os interesará saber, a la hora de hacer la maleta, cuál es el clima propio del país. De hecho, se trata de uno de los datos prácticos esenciales a la hora de viajar a cualquier país, junto, por ejemplo, su gatronomía o los principales monumentos que en él podemos visitar. Es obvio que dependiendo de la época del año en la que os vayáis habrá diferencias en cuanto a las temperaturas, pero conocer unas líneas generales sobre el clima nunca viene mal:

El clima alemán es básicamente templado, con veranos calientes e inviernos fríos, aunque es raro que hiele o nieve por períodos prolongados. Eso sí, la lluvia puede estar presente a lo largo de todo el año, incluso en verano, donde no es infrecuente que las tormentas se conviertan en chaparrones en los que truenos y relámpagos están presentes. Preparad también la bufanda si os váis en invierno, porque puede llegar a hacer mucho frío. La variación de temperaturas, de hecho, es obvia entre las estaciones, pues van de los 2 grados del invierno a alrededor de 24 en verano, con una media anual de 9 grados.

De todo ello podéis deducir que los meses próximos al verano o típicamente veraniegos, es decir, más o menos el semestre abril-octubre son los más agradables para visitar el país, pues os ahorraréis las lloviznas y neblinas invernales. Además, otro elemento poco adecuado para el turismo en invierno y otoño son los vientos, que pueden llegar a soplar muy fuertes, sobre todo en la costa.

Por lo tanto, es conveniente llevar ropa ligera y de media estación para el verano, y prendas abrigadas para el invierno. Y no olvidéis el impermeable como parte esencial de vuestro equipaje, sea cual sea la época del año en la que viajéis.

Con estas nociones generales sobre el clima en Alemania esperamos haber aclarado al menos algunas de vuestras dudas y facilitaros la tarea de hacer la maleta y decidir qué ropa llevar. En cualquier caso, ya sabemos que en meteorología no hay nada seguro, así que, ¡contad con que lo imprevisto también puede hacer su aparición!

 

GASTRONOMIA ALEMANA

La gastronomía alemana igual que la su país vecino, Austria, consiste en una variopinta mezcla de artes culinarias internacionales procedentes de los países fronterizos. Aunque por supuesto los alemanes cuentan con sus propias peculiaridades culinarias – no nos equivoquemos, no son sólo salchichas-, también es cierto que reciben fuertes influencias de la cocina francesa, la austríaca, la holandesa y los países de Europa del este.

Una de las bases de la alimentación alemana es la carne de cerdo. De hecho, uno de los platos estrellas del país germano, el codillo, se prepara con carne de porcino. También la ternera es muy demanda, especialmente para los suculentos entrecots y solomillos. Además, existen en la gastronomía alemana numerosos productos embutidos derivados de la carne como la mortadela alemana, el salchichón cocido o el pastel de carne. Otras carnes consumidas en casi todos los restaurantes germanos son la de pollo, ganso y pavo. Por último, tienen especial presencia en el Rhin algunas carnes de caza.

Llegan ahora las salchichas. En Alemania existen muchos tipos diferentes desde la típica y común Francfort a la Bockwurst, pasando por la Weißwurst, salchicha también blanca típica de Múnich, las picantes Burenwürste o la Currywurst, una salchicha con curry típica de Berlín.

Por otra parte, aquellos que piensan que sólo es la dieta mediterránea la que incluye gran cantidad de verduras, se equivocan. En la comida alemana las ensaladas, servidas como acompañamiento al plato principal, son esenciales. Normalmente, las ensaladas incluyen lechugas de diversos tipos, tomates, pepinos y pepinillos, cebollas, y una larga lista de productos frescos del campo. Algunas de ellas también se mezclan con diversas carnes o con patatas.

Y no olvidemos que Alemania tiene mar y que, por tanto, cuenta con una enorme variedad de pescados y mariscos. Del Mar del Norte llegan, en gran medida, el arenque, el salmón, el carbonero o el rodaballo.Además de encontrar pescado fresco, también existe mucha tradición de mantenerlo en variadas conservas, así como en escabeche, ahumados o en salazón. En general, se suelen preparar conservas de los filetes de arenque en salsas de tomate o de pimiento y también de atún, sardinas y marisco.

Por lo respecta a los piscolabis y la comida ligera que tiene lugar por la noche, allá a las 19 horas, suelen ser muy habituales los productos lácteos, entre los que destaca el queso, el Yogurt o la curiosa Buttermilch (leche de mantequilla), todo tipo de fiambres, los tomatitos Cherry, los huevos cocidos, y un surtido enorme de panes diferentes.

Y esto es sólo un pequeña parte de la gastronomía alemana, para que luego digan que los alemanes sólo comen salchichas.

FIESTAS IMPORTANTES DE ALEMANIA

  1. EL CARNAVAL DE COLONIA  

Cuando la gente habla de Colonia, lo primero que piensa es en el carnaval de allí. Se trata de una festividad de 5 días de duración. Es una festividad típica donde se usan vestimentas tradicionales.

El carnaval Jecken se apodera de La ciudad de Colonia, iniciándose la celebración con el tradicional el lema Kölle Alaaf y culminando el lunes de carnaval cuando la gente enloquece gritando para conseguir dulces Kamelle y ramos pequeños de flores Strüssjer.

2. OKTOBERFEST (MÚNICH)

se celebra entre los meses de septiembre y octubre en la ciudad Bávara de Múnich desde 1810. Es la fiesta popular más grande de Alemania y una de las mayores del mundo, con visitas anuales medias superiores a los seis millones de visitantes. Tiene una duración de 16 a 18 días, comenzando el primer sábado después del 15 de septiembre. Se celebra en el campo conocido como Theresienwiese(Prado de Teresa), en las inmediaciones del centro de Múnich, cerca de la Estación Central (Hauptbahnhof).

 

 

 

3. FERIAS O KIRMES

Las Ferias de Alemania, conocidas también como Kirchweih o Kirmes, tienen un origen religioso, ya que antiguamente se realizaban a manera de consagración de una iglesia cristiana.

Esta festividad adquiere singular relevancia es las áreas rurales de Baviera, donde se realizan desfiles y se lleva a cabo una ceremonia tradicional que consiste en plantar el Kirchweihbaum (árbol de la Kirchweih).

Actualmente, muchas de ellas se celebran en la época de la primavera y hasta el otoño, algunas solamente durante los fines de semana, mientras que otras permanecen abiertas durante toda la semana en los recintos feriales o en las zonas céntricas de las distintas ciudades.

En estas ferias se pueden encontrar varios puestos de comida rápida, para tomar algún bocadillo, golosinas y diversos paltos típicos. también existen casetas de tiro, trenes del terror, montañas rusas y espectáculos de música en vivo que se realizan en carpas o escenarios destinados a tal fin.